Inicio » Noticias » Medio ambiente » Cambio Climático

Cambio Climático

2009-05-30

Cambio climático

LA COLOMBIA QUE DESCUBRIÓ EL montañista, fotógrafo y pintor Erwin Kraus, no hace más de cincuenta años, desaparece más rápido de lo que usualmente se cree.

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología e Investigaciones Ambientales (Ideam), los glaciares de la Sierra Nevada de El Cocuy, que en 1850 tenían cerca de 149 kilómetros cuadrados de hielo, hoy disponen de escasos 18 kilómetros cuadrados. Calculan que en promedio el nevado pierde 20 metros lineales de hielo por año. Ocho pequeños nevados ya han desaparecido. Antes de 2030, los nevados del Ruiz y del Tolima probablemente serán historia.

Aunado a la reactivación volcánica en algunas zonas del país, el influjo del calentamiento global del que tanto se habla y poco se decide, empieza a hacer estragos. El reto, nos dicen los expertos, ya ni siquiera es necesariamente a futuro. Aunque la emisión de gases efecto invernadero (GEI) se encuentra concentrada, en su mayoría, en China y los países más ricos de mundo, su impacto es global. Y en muchos sentidos irreversible. Lo corroboran la súbita intensificación de los períodos de lluvia en el trópico y el aumento en el número de huracanes en las zonas templadas. La temperatura del aire se acrecentó entre 0,1 y 0,2 grados celsius por decenio en la segunda mitad del siglo XX. Los casquetes polares se derriten y un sinnúmero de especies animales, corales y osos polares incluidos, están en peligro de extinción.

Como lo anunció en su edición dominical de la semana pasada El Espectador, el panorama para las costas colombianas no es nada alentador. Estiman los expertos y las autoridades que para el año 2050 cerca de 8.000 kilómetros de costas corren el riesgo de inundarse. Una tendencia al aumento del nivel del mar de 3 a 4 centímetros anuales en el Pacífico, y de 1 a 2 centímetros en el Caribe, ha sido debidamente registrada. Estudios del Ideam indican que para ese entonces el nivel del mar crecerá entre 30 y 60 centímetros en las costas Pacífica y Caribe. Nuevas edificaciones sin restricciones ambientales, construcciones en terrenos altamente vulnerables y edificios y complejos hoteleros cercanos a las costas podrían verse sumergidos. San Andrés, Providencia y el puerto de Tumaco están entre las zonas en que la atención gubernamental requiere de la mayor premura.

Al respecto, el documento Conpes que prepara el Gobierno es una noticia alentadora. En adelante, es de esperarse que la normatividad que rige los usos del suelo costero se adapte a los retos que plantea el calentamiento global. Cualquier construcción cercana a la playa debiera ser rechazada. Y las que ya existen, por lo general en sectores deprimidos, habrán de ser reubicadas. La erosión costera en la región del Caribe, del orden de los 187 kilómetros entre La Guajira y el Urabá antioqueño, según datos suministrados por el Instituto de Investigaciones Marinas (Invemar), ya es un problema grave en sí mismo.

Sin caer en alarmismos, la magnitud de la posible tragedia es evidente. La reacción de las autoridades y la constante veeduría de los centros de investigación habrán de evitar una posible catástrofe de proporciones inimaginadas. Y aun así, del frío mundo que con tanta pasión recorrió Erwin Kraus, pronto no quedarán sino sus pinturas y fotografías de la alta montaña. El testimonio de una Colombia por ese entonces inexplorada y hoy próxima a desaparecer.

Naboba.com Terminos de uso